www.urbanistasperu.org

Institucional La Profesión Enlaces Principal
 
   


Manual para la Elaboración de
Planes de Desarrollo Urbano

El Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento ha elaborado el presente “Manual para la Elaboración de Planes de Desarrollo Urbano”, para el desarrollo y fortalecimiento de capacidades de los gobiernos regionales y locales en materia de ordenamiento y desarrollo urbano.


 


Introducción:

En las últimas tres décadas, en el país se ha formulado una ingente cantidad1 de planes de desarrollo urbano sin que se pueda percibir un efecto positivo en los centros urbanos como consecuencia del esfuerzo desplegado. Si bien, en los principales centros urbanos, los planes fueron utilizados para el trazado de vías, zonificación del uso del suelo y ejecución de proyectos urbanos de impacto político, en muchos de los casos los planes han sido de escasa utilidad o han terminado simplemente en los centros documentarios municipales, presumiblemente por desconocimiento de su utilidad y la falta de capacidades para aplicar una herramienta especializada. Por un lado, no se abordaron aspectos fundamentales para una gestión eficaz del centro urbano como: el involucramiento activo de los actores públicos y privados y, por otro lado, no se consideró como parte del plan, el fortalecimiento de las capacidades locales para la gestión urbana.

En este contexto, el principal inconveniente para la gestión de planes urbanos en el Perú es el proceso de implantación de los mismos, para lo cual se debe considerar a la planificación como una de las funciones de la gestión de gobierno que, en el marco metodológico de la Planificación Estratégica, debe articular y ser articulada de manera integral y sinérgica con las otras funciones, para ofrecer su mayor utilidad en la gestión del desarrollo urbano; es decir, la planificación, no debe ser considerada como un acto aislado sino que debe incorporar en el proceso, además la organización, la ejecución y el control del plan.

El proceso de la planificación, debe considerar objetivos y metas realistas de manera que la función de la organización pueda disponer efectivamente de los recursos y medios que demandará la ejecución del plan en el sentido más amplio; es decir, no sólo el capital humano, los recursos logísticos y financieros sino, fundamentalmente, el capital social de un territorio que será en última instancia el que definirá la viabilidad de un plan y asumirá el éxito de su gestión. Asimismo, esta formulación debe considerar la función de ejecución del Plan, a partir de los líderes que conducirán su realización y sus herramientas de gestión, garantizando la correcta priorización de las necesidades de la población y la prestación de servicios de calidad. La cuarta función de la gestión, la de control, no menos importante que las demás, se orienta a comprobar el cumplimiento de las metas e indicadores establecidos en el Plan y verificar el logro de los impactos esperados y previstos en el Plan Estratégico.

Por otro lado, la formulación de un plan para una efectiva gestión del desarrollo urbano debe considerar sus tres componentes esenciales: i) asistencia técnica y capacitación para el fortalecimiento de capacidades locales para la gestión del desarrollo urbano; ii) desarrollo del plan para la formulación de los instrumentos de gestión del mismo y; iii) los mecanismos de consulta y participación ciudadana para la concertación de una agenda para la gestión del desarrollo urbano.

Utilizamos la expresión “asistencia técnica y capacitación” por ser de uso común y aun vigente en muchos sectores; no obstante, sostenemos que la asistencia y la capacitación debe ser entendida como un proceso de fortalecimiento de capacidades del capital humano, a partir de dos condiciones principales: por un lado, el intercambio de información y experiencias para la aprensión del conocimiento como un hecho colectivo en lugar de la tradicional transferencia unidireccional de información, y; por otro lado, como la inserción de los procesos en curso, teniendo en consideración las acciones que se vienen desarrollando en una localidad y que caracterizan y le dan particularidad a la misma.

La formulación e instrumentación del plan de desarrollo urbano comprende el reconocimiento del centro urbano en el territorio, así como su relación simbiótica; la identificación de los actores y agentes de desarrollo; procesos sociales y dinámicas económicas tanto en el área urbana como fuera de ella; características del ambiente natural o ecológico y artificial como el equipamiento y la infraestructura. Sin embargo, el diagnóstico de la situación inicial, no debe ser considerado más allá de su importancia referencial para el planteamiento de la cuestión: ¿de dónde venimos y hacia dónde vamos? Y, a partir de ésta, el establecimiento de una línea de base y la construcción de indicadores.

Es extremadamente importante darle el peso necesario a la formulación de propuestas y diseño de instrumentos de gestión. Es necesario reconocer que tradicionalmente se ha dado más peso, esfuerzo y tiempo a los diagnósticos y muy poco a las propuestas y el modo de concretarlas; de allí destacamos la necesidad de definir no sólo el ¿qué hacer? sino el ¿cómo hacer?.

La consulta y participación en la formulación de un plan, es una responsabilidad compartida entre los diferentes actores públicos y privados del territorio, en tanto son éstos quienes vienen generando los procesos urbanos a partir de sus actuaciones en el territorio. Los diversos actores del territorio2: empresarios, operadores de servicios, representantes de la comunidad y la administración pública deben ser debidamente representados y su participación será más trascendente en tanto su representatividad sea genuina para una adecuada definición de las cuestiones básicas respecto a la visión, los objetivos, estrategias, plazos, instrumentos, recursos, impactos, productos y resultados, entre otros contenidos del plan.

La consulta a estos actores y sus propuestas deben ser insertadas en la dinámica social del centro
urbano, con la meta de lograr la concertación de proposiciones y una agenda compartida para la
gestión e implementación del plan, que al final será el componente que evaluará la efectividad del
mismo.
Como consecuencia a los comentarios realizados, el desarrollo del presente manual se estructura
fundamentalmente estableciendo las consideraciones generales y acciones previas
a un plan, formulación e instrumentación del plan de desarrollo urbano, asistencia técnica y
capacitación, consulta y aprobación y, seguimiento y evaluación. Lo que significa un esfuerzo
por sistematizar conceptos y experiencias, para ponerlas a disposición de autoridades y
funcionarios de la administración local; así como, de cualquier agente local interesado en
contribuir directamente en el desarrollo urbano de su localidad.
Para facilitar la lectura en la utilización del manual, se presenta el Gráfico 1 que pretende
organizar secuencialmente los temas que lo conforman a través de capítulos.


Puedes descargar el Manual para la Elaboración de
Planes de Desarrollo Urbano, desde el siguientes enlaces:

MPDUs
 

Copyright © 1997 - 2010

informes@urbanistasperu.org